Punta del Este, Sitio Predilecto de los Ricos y Famosos

Autor:
Janine Dávila Madrid

Punta del Este

Conocido como el San Tropez de Sudamérica, Punta del Este es un sitio turístico de clase mundial localizado en una pequeña península en el extremo sur de Uruguay. Tiene una costa interminable con una gran variedad de impresionantes playas con grandes olas en el lado del Atlántico y suaves olas en el del Río de la Plata. Es uno de los destinos más glamorosos y sofisticados del mundo donde la elite y el jet set acostumbran pasar el verano.

 

Punta del Este

Punta del Este tiene un concurrido club de yates, majestuosos campos de golf, fantásticos restaurantes y una candente vida nocturna. Ofrece una amplia variedad de actividades, como surf, pesca deportiva, esquí acuático y velerismo. Ostenta más de 100 hoteles que van desde los encantadores y pequeños, hasta hoteles de clase mundial como el Mantra Punta del Este Resort Spa and Casino, que ofrece hospedaje de primera categoría y un gran casino, además de ser anfitrión de algunos de los desfiles de modas más importantes. 

 

Punta del Este

Durante la temporada alta de diciembre a marzo, Punta del Este se convierte en el sitio  predilecto de los ricos y famosos. Millonarios y celebridades de todo el mundo vienen a Punta para asistir a una serie de eventos como el Festival de Cine, el Festival de Jazz, los desfiles de modas, rodeos, regatas, cruceros por la noche, y suntuosas cenas en conocidos restaurantes y hoteles, así como en las mansiones de los famosos.

 

Punta del Este

Punta te ofrece mucho más que sólo jet set, celebridades y moda, ostenta impresionantes atractivos naturales, playas tranquilas y hermosas montañas donde podrás practicar el senderismo, la pesca o dar paseos en barco para ver las colonias de leones marinos. Aquí se puede hacer todo tipo de actividades y deportes. Puedes ir a los clubs de moda y disfrutar increíbles conciertos de música, así como una gran variedad de restaurantes. Ven a Punta del Este y escápate del frío en el hemisferio norte, ¡no te arrepentirás!